El peso de la ausencia

Silla de madera trabajada al óleo, piedra, venda.

El cuerpo como afirmación (presente) y como negación (ausencia).

La ausencia deja una huella que el ojo apresa. Dicha huella nos habla del camino recorrido, del cuerpo en reposo y del cuerpo en movimiento. La huella es el hueco.

A través del hueco generado por la ausencia, la memoria reconstruye el cuerpo que se ausentó.

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s